Manifiesto Jornada de Convivencia de Familias Asprodesa

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

MANIFIESTO PARA LA JORNADA DE CONVIVENCIA DE FAMILIAS ASPRODESA (1978 -2014)

Ya hemos cumplido 35 años y la mayoría sufrimos una esquizofrenia de sentimientos encontrados. Estamos contentos por lo conseguido, insatisfechos por las necesidades y expectativas que no hemos podido cubrir y muy molestos por los incumplimientos, los engaños o las mentiras.

Pero siempre es bueno encontrar el momento para pararnos y repensar de dónde venimos, dónde estamos y a dónde vamos.

Hace 35 años las personas con discapacidad intelectual estaban encerradas en habitaciones, eran “subnormales”, los renglones torcidos de dios no siempre tenían el cariño de sus familias. Hemos conocido personas “atadas al poste de la luz”, a otras que dependían de la caridad de sus vecinas y vecinos y, siempre, si llegaban a entrar en Guarderías o Colegios, eran expulsados por distintos motivos; en aquellos casos en que la alarma social estallaba acababan en el Hospital Psiquiátrico o en alguna Residencia privada de otra provincia. Se encontraban sin recursos, sin servicios, abandonados por las Administraciones públicas; eran invisibles.

Ante esta realidad injusta se rebelaron un grupo de familias, se reunieron, consiguieron el apoyo de profesionales y construyeron un Proyecto común, participativo, organizado, basado en la solidaridad, el compromiso y la cohesión para dar soluciones a todas sus necesidades. Un ambicioso Proyecto reivindicativo preñado de ilusión y esperanza. En junio del año 1978 fundaron ASPRODESA porque sabían que “nadie les iba a regalar nada”, porque “para llegar a algún sitio hay que saber dónde se quiere ir” y porque “para ganarse el mejor futuro sólo dependía de su esfuerzo”. “Lo que no se empieza no se acaba” y estaban convencidos de que “juntos podían hacer más”

35 años después ASPRODESA gestiona Centros de día, residenciales y ambulatorios; presta Servicios de Información, Orientación y Apoyo, Atención Temprana, Educación, Formación Ocupacional, Empleo, Promoción y Asistencia a más de 350 personas con discapacidad intelectual, de los municipios de Adra, Alcolea, Berja, Dalias, El Ejido, Vicar, La Mojonera y Roquetas de Mar; tutelamos a más de 10 personas huérfanas o abandonadas y contamos con una plantilla de más de 80 profesionales contratados.

Y son estos profesionales los que nos aportan en el día a día confianza, seguridad y tranquilidad por los servicios que reciben nuestros hijos e hijas. Si individualmente son los mejores cuando conforman equipos de trabajo no tienen límites. Se lo tenemos que agradecer y devolver. La confianza debe ser mutua. No es de recibo que como consecuencia de los retrasos en los pagos comprometidos y debidos por la Junta de Andalucía sufran retrasos en los cobros de sus nóminas. A 30 de abril nos adeuda la Junta 645.000 €. Nuestra Federación va a volver a exigir a la Administración, otra vez, que cumplan sus compromisos. Si no nos responden tendremos que volver a exigirlo en la calle. Desde ASPRODESA os animamos a todas y todos a participar y comprometer a todo vuestro entorno en las acciones y movilizaciones que se convoquen. Nuestros profesionales y las personas con discapacidad se lo merecen.

Con la ley en la mano, nuestro futuro pasa por reivindicar, exigir y mantener lo conseguido. ¡Basta ya de impagos, retrasos o recortes!

El derecho a la participación de todas las personas con discapacidad intelectual en los recursos que la sociedad y nuestro entorno nos ofrece, nuestro derecho a la inclusión y a la igualdad de oportunidades, son los primeros derechos humanos para personas con discapacidad conquistados en el siglo XXI, exigibles en nuestro país desde el año 2008, ratificados por la Unión Europea en el 2011, y a los que no vamos a renunciar.

Pero no sólo vamos a exigir el mantenimiento de lo conseguido en estos 35 años. Para el futuro más próximo y cercano queremos también centrarnos en la Atención Temprana; porque el Poniente almeriense necesita un nuevo Centro Comarcal, de más de 100 plazas (según datos de necesidad de la propia Junta de Andalucía), en el entorno del Hospital del Poniente y porque se cuenta con el compromiso y la cesión de terrenos del Ayuntamiento de El Ejido, en una zona accesible, urbanizada y muy bien ubicada; cualquier inversión en Atención Temprana reduce los costes futuros de atención a estas personas y mejora la calidad de vida de las familias al devolver confianza y esperanza. Por solidaridad con los/as todavía no nacidos y sus familias también os pedimos vuestro apoyo.

Queremos aprovechar este día para hacer un reconocimiento público a las familias fundadoras de ASPRODESA y lo queremos hacer en la persona de D. Francisco Mateo Lirola, primer Presidente de Asprodesa, “por su solidaridad, dignidad, valentía, compromiso y reivindicación permanente en favor de los derechos de todas las personas con discapacidad” y, hoy como ayer, seguimos convencidos de que “juntos podemos hacer más”, de que “juntos podemos hacerlo mejor”.

Por último, queremos también agradecer a cada una de las personas, ya sean familiares, profesionales, personas con discapacidad intelectual, empresas, voluntariado o administraciones públicas, el apoyo recibido durante estos más de 35 años; sin ustedes nuestro Proyecto no habría sido posible.

En El Ejido, 18 de Mayo de 2014

D. Tomás Iborra Sánchez
– Presidente de la Junta Directiva de ASPRODESA

Compartir.

Comentarios Cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies